Como limpiar tu cámara

Les presentamos a uno de los peores enemigos de todos los fotógrafos: el odioso polvo. Es algo que, por más que cuides tu cámara, no lo podemos evitar. Por eso les queremos evitar un poco de dolores de cabeza con estos sencillos pasos para tener una cámara sin manchas.

Te daremos tres opciones para la limpieza de tu cámara: Un pincel asegúrate que sea uno suave de fibras naturales y que esté diseñado para esta tarea; Aire a presión consiste en utilizar una pera de aire de bastante presión para desprender el polvo que pudiera haberse adherido al sensor; Una solución líquida esta debe ser especialmente para esta tarea se aplica con un pincel o con paño.

Antes que nada toma en cuenta que la batería esté 100% cargada porque, si en medio del proceso llega a apagarse automáticamente, las láminas que protegen el sensor se cerrarán pudiendo ocasionar algo que no te va a gustar para nada.

  1. Quitas el objetivo.
  2. Buscas en configuraciones de la cámara la opción de bloqueo de espejo en este modo se levanta el espejo y se apaga el sensor pudiendo acceder a él.
  3. Si vas a utilizar la pera de aire o pincel lo ideal es trabajar con la cámara boca abajo por la gravedad pero si prefieres algún líquido lo más cómodo es la cámara boca arriba.
  4. Procede cuidadosamente hacer la limpieza del sensor.
  5. Asegúrate de limpiar la parte posterior del objetivo para no volver a introducir polvo dentro de la cámara y que todo este proceso haya sido en vano.
  6. Por último, verifica que aquellas partículas que antes estropeaban tus fotografías ya no estén ahí. los objetivos sólo debes de limpiarlos cuando sea necesario, una forma nada agresiva de hacerlo es echándole un poco de aire por la boca del cristal y limpiando lo suavemente con gamuza o con algo que no soltará ninguna pelusa.

Les recomendamos las gamuzas de microfibra, si se resiste algo de polvo es bueno tener a la mano un soplador o un cepillo. Después de usarlo se recomienda pasar la gamuza por el lente para que no se raye.

Otro caso es cuando le salen hongos a tus valiosos lentes. Para evitar esto recomendamos traer bolsitas antihumedad de las que salen en la ropa o zapatos nuevos y ponerlas en donde guardas tu cámara para evitar estos monstruos silenciosos.